Las artes marciales y más concretamente el judo es uno de los deportes más practicados a nivel mundial. Otras artes marciales que se practican con popularidad son el Taekwondo y el Karate.

Las lesiones dependerán de si el arte marcial practicado es de contacto y realizan golpeo o si por el contrario no existe contacto.

En el caso de que no sean de contacto habrá lesiones como resultado de un sobreesfuerzo.

En el caso de golpes y contacto las lesiones crearán síntomas que incluyen dolor de cabeza, mareos, nauseas, problemas de balance, problemas en concentración o incluso de memoria. En casos graves de esta sintomatología deberá retirarse de la práctica y ser evaluado.

Los diferentes segmentos anatómicos que pueden lesionarse son:

  • Cabeza (ojos, nariz, oído y cráneo). Puede haber lesiones serias como fracturas de nariz, lesiones en ojos, boca, dientes o incluso fractura craneal. Es importante el equipo protector.
  • Cuello: en esta zona son comunes las contusiones, golpes y abrasiones.
  • Extremidades: las más frecuentes son cortes, contusiones, esguinces y torceduras.
    Fracturas y luxaciones son menos frecuentes pero ocurren en estilos que implican lanzamientos y técnicas de bloqueo articular.

También son comunes las cortaduras en la piel. Trataremos de desinfectar y cuidar la herida para que no se infecten.

Un correcto corte de uñas evita generar heridas (tanto en los rivales como propias), así como evitar enganchones sobre la ropa y el tatami.

Es importante conocer el estilo y riesgos del arte marcial que se quiere practicar, calentar bien, ser supervisado bajo un profesor y utilizar un buen equipo protector si este lo requiere.

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?