El Barefoot es un término en inglés que significa descalzo y como su nombre indica consiste en eso, en correr descalzo, dejando así que el pie tenga el movimiento natural de sus articulaciones y sin verse oprimido por el calzado.

Se está extendiendo mucho esta tendencia y sus defensores hablan de que las zapatillas lo único que hacen es modificar la forma y la pisada, alterando la estabilidad del propio individuo y haciendo trabajar de una forma muy poco eficiente a los músculos y articulaciones.

Aportan que al no haber elevación de talón con ningún calzado el ángulo natural del pie es Oº y con esto aportamos un beneficio postural y que al no calzarnos realizamos un mayor trabajo con toda la musculatura del pie, haciendo un ejercicio más completo.

Las sensaciones que experimenta el pie descalzo en contacto con el suelo es buena para nuestro desarrollo y propiocepción.

También defienden que al trabajar toda la musculatura el tren inferior se fortalece y se hace más resistente a las lesiones y dolores musculares.

Como oposición a su  desarrollo otros hablan de que puede haber más golpes y lesiones en el pie por el terreno (piedras, roces, golpes…).Hasta que no tengamos la piel preparada depende de qué tipo de terreno no podemos experimentar al principio.

Podemos sufrir dolores o tendinitis en la musculatura posterior de la pierna al no tener ese ángulo del cuerpo con el terreno que nos da la zapatilla y del que hablábamos antes.

Y sobretodo podemos llegar tras el ejercicio con los pies llenos de ampollas.

Tras ver los pros y contras de esta actividad dejo a cada uno la opción de poder probar la técnica y decida su práctica.

Lo único y más importante es pensar que si se realiza debe haber una adaptación muy gradual tanto en tiempo como en el tipo de terreno.

Si bien es verdad que el cuerpo desde el nacimiento está adaptado para no llevar calzado debemos pensar que desde entonces nosotros mismos al calzarnos cambiamos esto.Ponemos al talón una elevación con el tacón, al antepié le damos suela y para el deporte incrementamos una amortiguación en las suelas de las zapatillas.

Tras el uso del calzado en muchos años nuestro centro de gravedad y musculatura está adaptada para trabajar y desplazarnos así.

Así que meditar todas los opciones y si alguien la practica que sea con mucho cuidado.

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?