Varias enfermedades cutáneas pueden afectar a las uñas mientras se desarrollan. Entre ellas se encuentran la psoriasis, liquen plano, eczemas, alopecia areata y enfermedad de Darier.

PSORIASIS

Es la dermatosis que más suele afectar a las uñas y ocasiona alteración de las uñas en el 50% de los afectados. Es más común que afecte a las uñas de las manos y su prevalencia aumenta con la edad.

En pacientes con artritis psoriásica se ven afectados el 70% de ellos y puede presentarse antes del principio de la artritis.

Es destacable mencionar que el 50% de los pacientes presenta dolor en las uñas y restricciones en sus actividades cotidianas, sin olvidar el impacto psicológico que produce.

El pitting u hoyuelo es el signo más común de la psoriasis ungueal.

El diagnóstico clínico debe realizarse a partir de criterios clínicos por un podólogo y de la presencia de psoriasis en cualquier otra parte del cuerpo.

Como tratamiento más utilizado es la terapia tópica con corticosteroides (en laca de uña).

También se utilizan derivados tópicos de vitamina D o A.

 

LIQUEN PLANO

El liquen plano es una enfermedad inflamatoria poco común que afecta la piel y la mucosa oral de causa desconocida aunque pueden estar asociados a una reacción alérgica o inmunitaria y por lo general causa picazón.

Entre un 2% y un 11% de los pacientes que presentan liquen plano presentan afectación ungueal siendo más común en sexo masculino.

A veces existe distrofia de las 20 uñas.

Las características clínicas que presentan las uñas dependen de la porción que esté afectada.

Cuando afecta a la matriz o nacimiento las uñas incluyen adelgazamiento, fisuras, acentuación de los surcos y coloración oscura permanente. A medida que la enfermedad evoluciona puede producir pérdida de la uña con cicatrización de la matriz.

Para el diagnóstico es fundamental realizar una biopsia de la matriz en la que se observan los típicos infiltrados liquenoides.

En el tratamiento se utilizan corticoides y es fundamental  realizarlo lo antes posible para evitar la pérdida de la uña.

ECZEMAS

Las dermatitis irritativas o alérgicas de las manos pueden ir acompañadas alteraciones ungueales, además de manifestaciones cutáneas.

La afectación de la matriz se refleja  en adelgazamiento, depresiones puntiformes, caída de las

uñas, surcos y muescas transversales en un patrón similar al de la psoriasis ungueal.

La enfermedad del lecho puede producir hemorragias bajo las uñas, desprendimiento y dolor.

El tratamiento incluye medidas generales como evitar jabones con pH ácido, los irritantes y la maceración. Los emolientes y las cremas barrera son útiles, así como los corticoides en fase aguda.

 

ALOPECIA AREATA

Es una enfermedad autoinmune que cursa con pérdida de pelo  y alteraciones en las uñas (aunque pueden ocurrir en diferente tiempo).

Es más frecuente su afectación en uñas en niños que cursan esta alopecia que en adultos.

Las uñas se ven afectadas por piting o punteado superficial, adelgazamiento de la lámina ungueal y en algunos casos presencia de lúnula de color rojiza.

El diagnóstico es clínico  ayudándose para confirmarlo de biopsia de matriz.

Si no cura espontáneamente el tratamiento consiste en administrar corticoides tópicos.

 

 

ENFERMEDAD DE DARIER

La enfermedad de Darier es una enfermedad con afectación en

epidermis, uñas y mucosas.

Se manifiesta mediante pápulas foliculares aisladas o agrupadas.

Su evolución es crónica y predomina en varones.

Aparece en la niñez y empeora en la adolescencia y en la edad adulta.

En un 96% de los pacientes se encuentran afectadas las uñas con estrías longitudinales rojas o blancas en las uñas que habitualmente terminan en una muesca en forma de V en el borde libre.

En algunos casos resulta útil realizar biopsia para diagnóstico.

A pesar de que los retinoides orales son el tratamiento de elección en el caso de la afectación en uñas son ineficaces.

 

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?