En estas personas, el calzado es determinante para evitar caídas y tener mejor estabilidad en la marcha.

Para ello aconsejo prestar especial interés:

[list type=»check» ]

  • Debemos tener en cuenta las características del calzado: si es para estar en casa, salir a la calle o nacer algo de ejercicio.
  • Buscar la talla adecuada. El calzado debe adaptarse a nuestros pies y no nosotros al calzado. Deben ajustar pero sin oprimir.
  • Aconsejo comprar un zapato a media tarde, pues hay personas que por problemas circulatorios o sobrepeso pueden tener las piernas hinchadas a lo largo del día.
  • El calzado debe ser ligero y flexible para evitar la fatiga. Lo ideal es que sea cerrado y alto sobre el empeine.
  • Debemos buscar un calzado estable y que amortigue los impactos. Importante un buen contrafuerte.
  • La suela es importante que tenga un buen agarre, para evitar posibles caídas tanto en superficies secas como mojadas.
  • Debemos asegurarnos que garantice el acabado del material confort térmico. Las personas mayores con problemas circulatorios suelen tener los pies muy fríos.

[/list]

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?