La presencia de sangre (hematoma) debajo de la uña es muy común en las personas muy activas. En deportes como la carrera, el fútbol, el tenis o el golf, los dedos sufren golpes repetidos contra el calzado que provocan sangrado y formación de hematomas. A veces, estrenar zapatos tiene el mismo resultado.

Un hematoma puede indicar la fractura de un hueso, producida por la caída de un objeto pesado sobre el dedo. El podólogo realizará una radiografía si cree conveniente para determinar el tratamiento apropiado.

Tratamiento de los hematomas

Cuando se acude a la consulta a las pocas horas de formarse un hematoma, el podólogo puede hacer salir la sangre acumulada a través de una perforación, indolora, de la uña. Eliminada la sangre acumulada se alivia de inmediato el dolor y evita otras complicaciones. Si la uña lleva mucho tiempo mal, o duele, puede ser recomendable quitar total o parcialmente la uña, que se hará bajo anestesia local, siendo ésta totalmente indolora.

No pensemos que cualquier pigmentación oscura en la uña se debe a un hematoma. Es muy importante acudir al podólogo para hacer diagnóstico diferencial con lesiones melanocíticas, puesto que no se puede excluir que sea una fase inicial de melanoma maligno.

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?