El caminar por las montañas es una manera de realizar ejercicio de una forma muy saludable y en contacto con la naturaleza.

Las dos formas son la práctica de caminar por rutas de montaña, la diferencia es que el trekking comporta realizarlo por rutas de más desnivel y mayor riesgo.

Debemos comprender que andar por montaña no es como caminar por la ciudad y que lleva más riesgo y puede haber complicaciones y lesiones.

Es importante estudiar antes de realizar la ruta, ver las condiciones climatológicas, hacerlo en grupo y preparados con una ropa y calzado adecuado.

Como ropa tratar de que sea ligera (como mallas o pantalones no muy anchos para que no se enganchen en arbustos o matorrales) y transpirable por el sudor para que se seque lo antes posible.

También será imprescindible llevar gorra, gafas de sol y protección solar.

Al pie prestamos más atención, pues en este deporte adquiere como en muchos otros mayor riesgo de lesiones.

Al ser un terreno irregular será bueno una bota mejor que una zapatilla baja, así sujeta el tobillo para evitar torceduras.

También sería algo importante a la hora de elegir el calzado que lleve una buena amortigüación, suela de goma y antideslizante (recomiendo suela VIBRAM).En lo que respecta a la piel del zapato deberíamos optar por gore-tex.Primordial que la bota no oprima demasiado y que la probemos con el calcetín adecuado y no a primera hora de la mañana.

Según el tipo de ruta se recomienda diferente dureza en el calzado.

Un riesgo es el traumatismo en las uñas al realizar descensos con una bota ajustada o con las uñas un poco largas. Pueden salir hematomas bajo las uñas e incluso llegar a perderlas.

Los calcetines son una pieza muy importante.

Siempre hablamos de la importancia de que los calcetines sean de fibra natural, pero en este caso tenemos otras opciones.

El calcetín de algodón son frescos y empapan muy bien el sudor, pero tienen el inconveniente de que tardan en secarse.Por esto, permanecer con el pie húmedo tanto tiempo no es recomendable.Además, al no tener lycra o elastan se pueden hacer arrugas quepueden ocasionar roces y ampollas.

Tenemos 2 opciones, o llevar otros en la mochila para cambiarlos o los que se suelen usar y aconsejo son calcetines con nuevos tejido como el CoolMax, que es un material de lavado y secado rápido permitiendo así expulsar la humedad y así no recalienta el pie.

Aún así, recomiendo llevar siempre otro par en la mochila.

Las lesiones más frecuentes que pueden aparecer realizando senderismo o trekking pueden ser:

– Caídas debido a la pérdida de equilibrio poe terreno irregular.

– Roces y ampollas (sobretodo en descensos)

– Esguinces de tobillo

– Lesion de ligamentos laterales de rodilla (menos frecuente).

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?