El pie del niño es una estructura en constante desarrollo que continúa su evolución hasta alcanzar aproximadamente los 13 años.

Existen patologías propias de la infancia y asociadas al crecimiento. Otras deben ser tenidas en cuenta y si es posible, corregirlas mediante Ia utilización de ortesis plantares y calzado especial, así como llevar a cabo una serie de ejercicios correctores.

A la edad de 3 años es importante hacer una primera exploración del niño. Si se considera que hay que poner tratamiento, el niño corrige muy rápido entre los 3 y los 8 años de edad.

Se deben realizar visitas anuales al podólogo hasta que el niño acabe su crecimiento.

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?