El dolor de talón es un amplio campo de estudio en el que es importante estudiar exclusivamente cada caso para llegar al éxito del tratamiento y erradicar la sintomatología.

Hay diferentes causas de dolor en el área del talón.

En ocasiones se debe a la irritación de las inserción de un tejido fuerte (fascia plantar) en el hueso del talón (calcáneo). Este tejido soporta el arco del pie y cuando su inserción se inflama, puede desarrollar una condición crónica, dolorosa e incapacitante. Este síndrome, denominado fastitis plantar, constituye una de las causas más frecuentes de dolor en el pie.

Su sobrecarga, puede provocar desgarros en su inserción y da lugar a la aparición de “espolón”, el cual es un fenómeno secundario y no el origen del dolor.
Pero no todos son fascitis y una fascitis no tiene años de evolución. En ocasiones están afectadas otras estructuras de partes blandas que pueden dar lugar a cualquier dolor que implique al talón como: Acortamiento de gemelos, tendinitis aquílea, atrofia grasa del talón, bursitis retrocalcánea, entesopatías y fibromatosis plantar.

En muchos casos, el dolor obedece en realidad a un atrapamiento nervioso, el famoso Túnel del Tarso. Este tipo de neuropatías deben ser estudiadas y escartadas en cualquier talalgia. De estas sintomatologías asociadas al dolor de talón podemos destacar: Atrapamiento de la rama de Baxter, Síndrome del túnel del tarso, Atropamiento del nervio plantar lateral, Radiculopatía de la columna lumbar (L5-S1). Otras veces el dolor se debe a un problema óseo: Fractura de estrés de calcáneo, Deformidad de haglund en la parte posterior del calcáneo, Sintomatología de Sever.

También estudiaremos si hay alguna causa metabólica que implique dolor
en talón como: Diabetes, Enfermedad de Piaget o Osteomalacia.

Para todo ello realizamos un estudio de cada caso con pruebas complementarias de imagen (radiografía, ecografía, resonancia magnética, etc), analítica o lo que consideremos necesario para llegar a un correcto diagnóstico. En base a nuestro diagnóstico realizaremos tratamiento que puede consistir en:

  • Plantillas termoconformadas a previo molde del pie del paciente para mantener y descargar la fascia y evitar así que tire en el punto de inserción del talón.
  • Infiltraciones, introducción de una sustancia antiinflamatoria esteroidea de depósito (generalmente asosciada a un anestésicolocal) con el objetivo de suprimir el dolor y manifestaciones inflamatorias y acelerar la evolución favorable del proceso.
  • Cirugía en el caso de Neuropatías compresivas.

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?