Las plaquetas contienen gran cantidad de factores de crecimiento que tienen un papel muy importante en cualquier proceso de cicatrización.

Normalmente conocemos que las plaquetas intervienen en cualquier proceso de hemostasia, formando un hematoma o un coágulo que inicia la cascada de cicatrización.

Las plaquetas son las células liberadoras de proteínas esenciales y necesarias en la formación de un coágulo.

El plasma rico en plaquetas (PRP) se define como la porción de la fracción de plasma de sangre antóloga que tiene la concentración de plaquetas superior al valor basal.

El PRP no sólo contiene plaquetas, está formado por plasma, leucocitos, factores de crecimiento, proteínas de secreción y todos los componentes de la cascada de coagulación.

En nuestras clínicas se realizan tratamientos con PRP.

Las plaquetas se separan del plasma y del resto de células sanguíneas mediante un proceso de centrifugación antes de aplicarse en el tejido a tratar. Para ello disponemos de centrifugadora y aplicamos protocolos estandarizados y en unas condiciones de total esterilidad.

Con estos tratamientos se acorta el tiempo de regeneración celular.

Son numerosos los pacientes que pueden beneficiarse de la aplicación de PRGF, entre ellos, los pacientes diabéticos que están viendo la curación de úlceras en miembros inferiores con las que se podría hablar de disminuir el número de amputaciones y aumentar su calidad de vida.

No se recomienda el uso de esta técnica en pacientes con infecciones activas, gangrena o neoplasias.

Así pues, planteamos desde Clínica Podológica Sarroca un tratamiento pionero e innovador basado en la aplicación de factores de crecimiento en casos donde los convencionales resulten ineficaces.

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?