La quiropodia consiste en el tratamiento con material estéril y de un solo uso de hiperqueratosis (durezas). helomas (callosidades), uñas incarnadas y otras afecciones de la piel y uñas del pie, como papilomas, hongos, onicogrifosis, etc.

Las callosidades y durezas aparecen como respuesta de nuestra piel hacia una agresión repetida.
Aparecen en los puntos de roce o máxima presión sobre las articulaciones, principalmente de los dedos, plantas y zonas con poco almohadillado graso de las planta del pie.

Las uñas incarnadas son a consecuencia de que la uña en su crecimiento penetra en el surco periungueal provocando inflamación y dolo que suele acabar con infección en la zona. Si esta infección progresa, al cronificarse puede provocar un granuloma pyogénico y hay que eliminarlo mediante cirugía, así como la espícula de uña que está provocando la infección.

También tratamos otras patologías como:

  • Tiña del pie o pie de atleta (micosis que se intensifica en ambientes húmedos, calientes y poco aireado)
  • Hiperhidrosis y bromhidrosis (sudoración excesiva del pie)
  • Onicogrifosis (uñas engrosadas)
  • Onicomicosis (hongos en uñas)
  • Papilomas (verrugas plantares)

 

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?