Cómo debemos actuar ante una lesión deportiva inmediata es una pregunta que debemos hacerno. Para solucionar o realizar una correcta actuación voy a tratar de explicar unas pautas.

Las palabras clave son: reposo, hielo, compresión y elevación.

Hay que inmovilizar la parte lesionada para minimizar la hemorragia interna y la hinchazón, evitando así que la lesión empeore.

La aplicación de hielo hace que los vasos sanguíneos se contraigan, ayudando a limitar la inflamación y reducir el dolor.

Tras esto, vendaremos la parte lesionada con cinta adhesiva o una media de compresión y elevaremos la extremidad por encima del corazón, pues ayuda a limitar la hinchazón.

El hielo calma la hinchazón y el dolor, así que aplicaremos una bolsa fría sobre el vendaje durante 10 minutos y con intérvalos de 10 minutos durante 2 horas.

La parte lesionada se hincha porque el líquido se escapa de los vasos sanguíneos.El frío ayuda a que no se escape tanto líquido.

Tambier el bajar la temperatura con el hielo hace que disminuya el dolor y los espasmos musculares.

Pero mucho cuidado con tiempos prolongados de hielo, pues la piel puede reaccionar por reflejo cuando alcanza una temperatura muy baja dilatando los vasos sanguíneos de la zona.La piel se enrojece, calienta, pica y puede incluso doler.

Por tanto, se debe retirar el hielo cuando se manifiesten estos efectos o 10 minutos tras su aplicación, esperar 10 minutos más y así se puede volver a poner otro periodo de 10 minutos.

Tras estas pequeñas pautas, decir que se debe acudir al médico para que paute un tratamiento correcto y evitar durante una temporada y hasta que exista una curación total de la lesión el deporte que causó dicha lesión.

 

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?