La placa de la uña está formada por varias capas de queratina que descansan sobre un lecho de tejido muy delicado. En su papel protector, durante las actividades diarias las uñas llevan la peor parte.

Podemos afirmar que la mayoría de los problemas de las uñas se ocasionan por el uso de calzado inadecuado o que no sujeta correctamente al pie. Caminando, corriendo, o simplemente por estar calzado, las uñas del pie soportan pequeñas presiones o golpes repetidos, casi toda la placa de la uña o uno de sus bordes puede resultar dañado.

Algunos problemas de las uñas pueden ser heredados o estar indicando alguna alteración de la saludo o enfermedad como anemia, diabetes, psoriasis, problemas cardiacos o enfermedades pulmonares.

Algunos de los signos que podemos observar son:

  • manchas claras u oscuras
  • coloración amarillenta
  • líneas blancas (delgadas por lo general)
  • separación de la piel
  • descamación
  • falta de crecimiento
  • deformaciones en grosos
  • reducción de espesor hasta casi la transparencia
  • levantamiento de los extremos
  • sangrado
  • inflamación de los bordes

Una horma del calzado apropiada y un tacón bajo o moderadamente alto, son ideales para la salud de sus uñas.

 

Nuria Sarroca © 2022 Notas legales. Web puesta en servicios por La Oficina Online

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?